Blog de pasos

¿Podría ser este blog del género realismo mágico, o como diría Alejo Carpentier, lo real maravilloso?.
Carpentier define lo real maravilloso como “esa inesperada alteración de la realidad, una revelación privilegiada, una iluminación inhabitual, una fe creadora de cuanto necesitamos para vivir en libertad; una búsqueda, una tarea de otras dimensiones de la realidad, sueño y ejecución, ocurrencia y presencia”.
Loparió… una búsqueda.

La diferencia que hace Alejo Carpentier entre el Realismo Mágico y el Real Maravilloso es que, éste último, “forma una perspectiva más de la historia y no es necesariamente una ficción”.

 

Los pasos de esa búsqueda lo llevaron a Los pasos perdidos. (te lo regalo).

Estos pasos no están perdidos. Vamos con las chicas

Vamos por un camino añejo
Somos almas que lleva el tiempo
Sombras cargando su pasado
Siembra de los que no han estado
Pasará, pasará
Deja que te susurre el viento
Viaja sin pena ni lamento
Todo lo que creí perdido,
labra las huellas del destino
Pasará, pasará
Pasamanos
Pasatiempo
Pasacalles
Paso yo
Pasa el sueño y la vigilia
Pasa el tiempo del perdón
Pasan padres
Pasan vidas
Pasa el día del amor
Paso firme de las cosas
Que nos deja
Solos
Vidas pendiendo de la nada
Hojas de una rama cortada
Nada será lo que has vivido
Todo para entrar al olvido
Pasará, pasará
Cuando insista la memoria
Aclama por la misericordia
Diosas que se venden al peso
Reptan en un mercado inmenso
Pasará, pasará
Pasamanos
Pasatiempo
Pasacalles
Paso yo
Sin saber lo que nos pasa
Pasa el tren de la ocasión
Pasan padres
Pasan vidas
Pasa el día del amor
Pasa entra y no te quedes
Pasará lo que pasó
Cuando la luz se haya apagado
Solo llevar es tu cansancio
Humanos tejiendo la otra historia
Esa que borra tu memoria
Pasará, pasará
Ciega la luz de lo deseado,
Barre lo tuyo y lo que has dado
Finge la muerte distraída
Compra su pasaje de ida
Pasará, pasará
Pasamanos
Pasatiempo
Pasacalles
Paso yo
Pasa el sueño y la vigilia
Pasa el tiempo del perdón
Pasan padres
Pasan vidas
Pasa el día del amor
Paso firme de las cosas
Que nos deja
Solos

Anuncios

Los que sí y los que no

Los obreros de Morón. (Jorge Marziali y Juan Falú)
Se levantan cuando el gallo aun no cantó
y perfuman de rumores la estación
Los persigue la impaciencia
y ese plus por asistencia
al costado menos frío del vagón.
Después entran a desgano a la ciudad
por que intuyen que es perder la libertad
y en las noches se desquitan
matecito y tortas fritas
y que llueva lo que quiera en el barrial.
Allá se van…
Aquellos son
Esos tigres verdaderos
son mis diarios compañeros
mis hermanos los obreros de Morón.
Hay un bolso con
un peine y con un pan
algún diario y la camisa de sudar
y la changa cotidiana
de trepar por las ventanas
en el tren que los devuelva a su lugar.
ellos duermen y yo pienso una canción
dos maneras de soñar con la estación
Si discuten algún tema
se deschavan con sus lemas
si viviera votarían por Perón.
Allá se van…
Aquellos son
Esos tigres verdaderos
son mis diarios compañeros
mis hermanos los obreros de Morón

Foto: Diario Clarín 31/7/2008

Milonga del desocupado ( Jorge Marziali y Omar Moreno Palacios)
He visto al desocupado pasar
por la puerta de mi casa
las manos en los bolsillos
y la vergüenza en la cara
iba de campera gris y azul
el pantalón le brillaba
con un brillo que perdió
cuando bajó la mirada
he visto al desocupado pasar
por la puerta de mi casa
por qué ha de tener vergüenza señor
un hombre que tiene oficio
será de ver la vergüenza
repartida en pedacitos
por no poder remendar la ilusión
con la pinza y el martillo
y no saber qué decir
cuando lo miran los hijos
por qué ha de tener vergüenza señor
un hombre que tiene oficio
yo que soy desocupado
y voy acomodando palabras
me veo en su desnudez
de camperita gastada
el desocupado piensa tal vez
que ya no sabe hacer nada
que se quedó sin oficio
porque nadie lo contrata
yo que soy desocupado estoy
acomodando palabras
he visto al desocupado pasar
por la puerta de mi casa
el miedo pisándole
apenas la botamanga
yo voy de desocupado con él
aunque tengo una guitarra

Pablo Suárez “Exclusión”. 1999 Esmalte y acrílico sobre masilla epoxi, madera y metal – 189,6 x 199,7 x 32,5 cm. Malba – Fundación Costantini, Buenos Aires. Primer Premio Adquisición, Premios Costantini, Museo Nacional de Bellas Artes, 1999

Tal vez solo dé para un blog de música y artes visuales, que no es poco.

Blog de cuna

Lo hallé.  Este será un blog de canciones de cuna. Hay miles de canciones pero a nadie se le ocurrió semejante y genial idea de reunir las más copadas en un blog. Arquímedes dijo Eureka, yo digo loparió. (Mi grito de guerra).

¿Que no?..¡Qué no!…Sí señor (señora/señorita/niño/niña y seres transgénero de la blogósfera). Esta será un puto blog musical de canciones de cuna.

Juan Quintero compuso Regalitos para su niña.

El inmenso Bola de Nieve no la compuso pero la interpreta como nadie en este mundo

Según Roxi, la peor madre del mundo, compuso La medida del amor inspirado en su hija.

Desde Colombia Marta Gómez canta la canción desesperada de la también colombiana Zulli Murillo. No lo digo por el tango, sino por el ruego: la imperiosa necesidad de la madre que su niño se duerma.

¿Qué clima no?… Excelente.

Pero no. En estos tiempos que corren, de restauración conservadora, de derechas triunfales, no podemos perder el tiempo con niñerías. No digo que este debiera ser un blog insurreccional de adoctrinamiento político, pero estas nimiedades extemporáneas no van.

Mientras tanto, hasta que defina, y si le parece, sugiera las canciones de cuna que faltan, que no debieran quedar afuera del mejor blog de canciones de cuna del mundo…galaxia, universo, multiversos.

Me refiero a canciones copadas, esas como la del cubano que hablaba de negros explotados y oprimidos cansados del día, como la lacrimógena de Zulli. Podría ser la del ladrón que se va de caño y le canta un rato al gurí antes de arrancar.

Tiene que tener un componente clasista, de resistencia, margineta, psicobloche, con perspectiva de género, multicultural. Algo cortés que no quite lo valiente. Pero nunca una mariconada como la de Ciro después del Nopucid o la de Mollo y su guitarrita de juguete (¿Será un cuatro?)

“le pedí al Señor que me diera un amor”…¡Cristinuchi el Ciro!. Te fuiste al carajo. Basta de dulzura, la puta madre.

“tranquilízate que la mamá está acá la mamá” ¿Y papá?… ¿Dibujadito?… ¡Mollo, andá a lavarte las partes!

Opa… “un blog insurreccional de adoctrinamiento político”. Tal vez boludeando voy rumbeando el sentido de este nuevo blogsito.