Blog autorreferencial

Esta entrada fue escrita hace años. Yo era profe de una materia del FINES y tenía un blog que servía de repositorio de materiales para los alumnos. Cada clase, una vez dada, se colgaba en el blog con lo que efectivamente habíamos visto allí.

Algunas veces algo me recuerda esos días. Esta vez fue la ilustración del genial Eneko Las Heras, un genio venezolano al que supe escribir para pedirle permiso para reproducir sus obras en mi blog y siempre me contestó muy amablemente.

Hoy pensaba que sus ilustraciones sencillas son editoriales a los que les sobra las palabras. Como yo no tengo ese arte, lleno todo de letras y hago cagadas.

Allí había otras ilustraciones geniales: El Tomi, Quino, El Roto. En fin.

Reproduciré esa entrada del 9/11/2015 íntegra. Loremilparió.


A mediados de los setenta (1973-74) el modelo de sustitución de importaciones implementado en muchos países de Latinoamérica es reemplazado por modelos de apertura y liberalización. Veremos apertura a qué y liberalización de qué

A fines de 1973 la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) decidió una brusca subida del precio del crudo, como consecuencia de la guerra del Yom Kippur (llamada así por la fecha conmemorativa judía Yom Kipur) que enfrentaba a Israel con Siria y Egipto.
Los países productores (mayoría árabe) se enriquecieron.
Estos ingresos extraordinarios (conocidos como petrodólares) fueron depositados en los principales bancos internacionales.

Los bancos llenos de dólares, necesitaban prestarlos para ganar con los intereses, pero las industrias de EEUU y Europa estaban en recesión.

Falta de combustible en EEUU

Los países del 3º Mundo, históricamente relegados para el crédito internacional, se convirtieron en elegidos. Prestaban con pocas exigencia y a tasas de interés bajo.

Comienza entonces el espiral de la deuda externa. Se toman nuevos créditos para pagar deuda pasadas y el endeudamiento crece y crece.

Augusto Pinochet. Dictador Chileno.

La crisis pone en jaque a la estrategia de sustitución de importaciones. (Ver clase 9 y 10)

Jorge Rafael Videla, dictador argentino

Siembra el terreno para las políticas neoliberales de la mano de gobiernos dictatoriales que consideraban que el el estado no debía intervenir en la economía y que Latinoamérica debía asumir exclusivamente el rol de productor primario exportador.

En Argentina y Chile se imponen con los gobiernos militares de Pinochet y Videla en la década de los 70 (73 en Chile, 76 en Argentina)
En la década de los ochenta con los gobiernos de Ronald Reagan en EEUU y Thatcher en Inglaterra.

Eres hermosa cuando te enojas

El capital comienza a cruzar libremente las fronteras nacionales con pocas regulaciones que controlen los flujos especulativos.

Cuando en la década del 80′ las tasas de interés de la deuda aumentaron, se hizo impagable.
Entonces, a la restricción externa (falta de dólares) se le sumó el peso de la deuda externa.

Gran parte de la deuda era pública. Para hacer frente a los pagos los estados se vieron obligados recortar gasto público en educación, salud e incrementar los impuestos.

El FMI comienza a utilizar la deuda para imponer sus políticas económicas.

El neoliberalismo afirma que la única manera de organizar la producción de la sociedad es el libremercado.
Consideran imprescindible la no intervención del Estado en la economía.
Los países deben aceptar el lugar que les fue asignado en la división internacional del trabajo: la producción de bienes primarios.

Apertura de la economía:
Terminar con la protección de la industria: que solo sobrevivan las industrias que están en condiciones de competir con las grandes del centro (Ver clase sobre Centro y Periferia).

Muchos economistas latinoamericanos se forman en la Universidad de Chicago con Milton Friedman. Luego serán los Chicago Boys, y se transformarán en funcionarios en Chile, Argentina, la ex URSS cuando se disuelva, etc.

Para ampliar sobre la escuela de Chicago, las ideas de Friedman y sus consecuencias recomiendo que vean la película documental basada en la obra de Naomy Klein La Doctrina del Shock

Las políticas económicas no se adaptan a las particularidades de cada país, porque se consideran universalmente válidas: Pensamiento Único.

En Argentina, la junta militar que da el golpe de 1976 pone como ministro de economía a un seguidor de las doctrinas de Friedman de la escuela de Chicago: José Alfredo Martínez de Hoz

Caricatura de Martínez de Hoz realizada por Hermeregildo Sabat en el diario Clarín en 1976

A cuatro años del golpe militar, el ministro de economía Martínez de hoz hace un resumen de la política económica que han establecido:

1 Libertad de precios, tras la eliminación de todo sistema de control de precios o concertaciones oficiales.
2 Libertad del mercado cambiario,
3 Libertad del comercio exterior, con lo cual se abolió el monopolio estatal de la exportación de importantes productos, como granos y carnes.
4 Libertad de las exportaciones, ya que se levantaron las prohibiciones y las cuotas existentes y se derogaron los derechos o impuestos a la exportación.
5 Libertad de importación, que implicaba la eliminación de las prohibiciones, cuotas y licencias existentes. Al mismo tiempo, comenzó a implementarse un programa de reducción gradual de los aranceles de importación.

6 Libertad de las tasas de interés y reforma del sistema financiero, mediante la apertura a la competencia y la eliminación de la injerencia estatal.
7 Libertad de alquileres urbanos y arrendamientos rurales,
8 Eliminación de las tarifas políticas para los servicios públicos y de los precios subsidiados para los combustibles,
9 Supresión de los subsidios
10 Libertad de concertación de los salarios, por encima de un nivel mínimo fijado por el Estado, en un contexto de eliminación del sistema de aumentos masivos.

11 Libertad para la inversión extranjera,
12 Libertad para la transferencia de tecnología.

Acordamos que muchos de esos doce puntos de Martínez de Hoz, formarán parte de los diez puntos del Consenso de Washington.

* * *

El Consenso de Washington

En 1989 el FMI hace un encuentro de académicos de los países centrales referido a la marcha de la economía latinoaméricana preocupados por el incremento e incobrabilidad de la deuda externa. Como resultado de dicho encuentro se alcanza un consenso referido a las políticas económicas que los países latinoamericanos debían adoptar para revertir el crecimiento de la inflación.

[El término Consenso de Washington fue acuñado en 1989 por el economista John Williamson para describir un conjunto de diez fórmulas relativamente específicas el cual consideró que constituía el paquete de reformas “estándar” para los países en desarrollo azotados por la crisis, según las instituciones bajo la órbita de Washington, D.C. como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

1. Disciplina en la política fiscal
2. Redirección del gasto público en subsidios
3. Reforma tributaria
4. Tasa de intereses que sean determinadas por el mercado
5. Tipo de cambio competitivo
6. Liberación del comercio
7. Liberalización de las barreras a la inversión extranjera directa
8. Privatización de las empresas estatales
9. Desregulación: abolición de regulaciones que impidan acceso al mercado o restrinjan la competencia
10. Seguridad jurídica para los derechos de propiedad]

La misma “medicina” es recomendada para otros pacientes del globo.
Muchas universidades incorporan estas recetas en sus programas.

Afirman que si se privatizan las empresas estatales, se liberan recursos para pagar deuda externa: al venderlas se obtienen recursos, y desprendidos de la responsabilidad de mantenerlas y gestionarlas hay más recursos para pagar la deuda.
Muchas empresas van a parar a manos de empresas extranjeras que remiten sus ganancias a sus casas matrices.

Para el liberalismo económico el Estado toma decisiones irracionales en economía: no sabe gestionar (ineficaz e ineficiente), es corrupto, molesto.
Y los empresarios toman decisiones racionales y aceptables.
Consideran que la libre competencia es un incentivo: los productos serán mejores y más baratos.
Sin que se entrometan el Estado y los sindicatos, los mercados encontrarán el equilibrio.
El Estado debe ocuparse exclusivamente de:
Seguridad, justicia, protección de la propiedad privada y de ciertas obras de infraestructura básica.
El Estado no debe interferir modificando los precios. Todos los precios deberían moverse libremente, aunque se trate de productos esenciales para la vida o del salario de los trabajadores.

Consideran que si hay desempleo, es porque los salarios son demasiado elevados. Por eso proponen la flexibilización del mercado laboral. Pasantías. Reducción de las indemnizaciones. Desregulación del mercado de trabajo.

El Consenso de Washington no considera la distribución del ingreso como un problema para América Latina.

Sostiene que está bien que los beneficios se concentren en la élite. Tanto habrá que derramará sobre los sectores más bajos.

Simplificando lo de las ventas comparativas de D. Ricardo (ver clase 3) , los neoliberales propiciaron el crecimiento hacia afuera. Vuelta al modelo agroexportador.
Abrir las fronteras al ingreso de productos extranjeros y a colocar la producción primaria en el exterior.

Como los ingresos viene del exterior, no se ven los ingresos de los trabajadores como generadores de demanda para sus bienes.

Los salarios son vistos como costo laboral para el empresario.

Se pone el acento en generar confianza par atraer inversiones:
asegurar el despido sin excesivos gastos que no se elevarán los impuestos con regulaciones mínimas con posibilidades de girar ganancias sin trabas.

Lo que ocurre: miles de empresas locales cierran, cientos de miles de trabajadores quedan desempleados.

Argentina (1989) es el primer país en avanzar en la privatización y desregulación del sistema financiero y e la total liberalización de los flujos de capital.

Se privatizaron las empresas públicas.

Se eliminaron las protecciones a la industria.

El gobierno de la nación argentina cumplimenta esta noche siete cabalísticas privatizaciónes, siete sectores estratégicos del quehacer nacional. Encaramos las privatizaciones de la televisión, de los teléfonos, de instalar el sistema de peaje, de instalar la concesión vial o la concesión ferroviaria, también de privatizar las radios, el de incorporar por supuesto la privatización de empresa estatal de la aeronavegación.
Nosotros hemos ideado el Décalogo Menemista de la reforma del estado, el mandamiento uno dice así: nada de lo que deba ser estatal permanecerá en manos del Estado.
Roberto Dromi, Ministro de Obras y Servicios Públicos del Presidente Carlos Saúl Ménem
* * *

A finales de la década los resultados estaban lejos de las predicciones neoliberales.
La pobreza e indigencia alcanzaban valores nunca vistos. Los ganadores: las empresas transnacionales. Las elites nadaban en la abundancia.

* * *

Cocina de la clase

La clase estuvo centrada en los documentales: películas, discursos.

Los alumnos comentaron las entrevistas que hicieron sobre cómo era la vida de sus entrevistados en la década de los 90′ . Establecimos analogías entre lo que escucharon y los contenidos teóricos de la clase.

Hablamos también de las analogías entre las concepciones económicas y del rol del Estado que tienen los candidatos para las elecciones a presidente: salarios como costos, privatizaciones, preeminencia del mercado, desregulaciones, des-indutrialización, eliminación del control de cambios (precio del dólar), eliminaciones a subsidios. Modelos de país.

Podés descargar la clase en pdf pinchando aquí

 


Bueno. Los noventa no están de vuelta. Los EEUU ya no son neoliberales sino ultraconservadores, aunque las recetas del Fondo son las mismas. Están llenos de líquido y necesitan prestar, algo similar a lo ocurrido post, crisis del petróleo. Wall Street festeja, y el Fondo También. Eneko ya explicó todo

 

Anuncios

2 pensamientos en “Blog autorreferencial

  1. Entrada completísima, y tristísima también.
    Las imágenes son excelentes. Los videos dan asco, hay que tener ánimos antropológicos o sociológicos para poder soportarlos. La primera imagen es un diez y el de Mafalda es tan actual que asusta

    Esperaremos vientos mejores, hay que resistir estos vientos que vienen del norte
    El tema es qué nos dejará
    Abrazo Sudaca!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s